Ballum: luz y movimiento


Personajes humanos y lumínicos

Después de vivir un proceso de investigación con elementos lumínicos, decidimos trabajar con los elementos más simples. es decideix treballar amb els elements més simples. Así se consigue dar más fuerza a la parte coreográfica. La fase previa nos hizo desprestigiar la espectacularidad para profundizar en el trabajo de movimiento. Y así también su relación con los elementos lumínicos. Se establece de establece de este modo, en Ballum, una relación con el objeto como personaje.

Primero se trabajó con la luz. Y a medida que iba evolucionando la creación y el trabajo en equipo, empezamos a tratar los elementos de la puesta en escena como personajes. Así decidimos que todo fuera más físico y menos espectacular. El hecho de que se trate de un espectáculo dedicado a la infancia nos obliga a ser muy coherentes a la hora de tomar decisiones sobre la política creativa. Hemos optado por ser más “analógicos” que “virtuales”. Hemos utilizados lámparas y linternas, en lugar de gobos o efectos especiales. Esta mentalidad ha hecho que decidamos proyectar nuestro trabajo coreográfico y acrobático en relación a la luz específica en el espacio.

Ballum empieza en un escenario a oscuras. En él intervienen lámparas, linternas, focos. Poco a poco vemos cómo los participantes entran en escena y, mediante el movimiento, comienzan a proyectar imágenes de colores. Sombras. El movimiento de los cuerpos genera movimiento de luz, en una escena móvil que se crea y recrea al mismo tiempo. Que se despliega en un espacio coreográfico. Después, se implican las palabras, versos, sonidos que se insertan en el movimiento de los intérpretes. Todo es luz. Todo es movimiento. Todo es poesía.

Ballum es un espectáculo interdisciplinar, se quiere establecer conexiones entre la palabra, la luz y el movimiento. Y esta investigación empieza en una atención hacia la infancia, y acaba en una llamada al baile, a la expresión, al movimiento y a la danza.

Deja tu comentario